¿Tu Servicio transmite Confianza? Haz este Test

Un posible cliente te contacta porque le ha generado curiosidad algo que tú haces. Ha visto tu web, te ha visto en una charla. Whatever.

El caso es que estáis en esa primera reunión y le estás contando en qué puedes ayudarle. Ves que pone caras raras, algún suspiro, e intenta huir. No sabes cómo, pero percibes que, en algún momento, lo has perdido… y, de hecho no vuelves a saber de él.

¿Alguna vez te ha pasado?